Inicio

RIZOCTONIASIS - Rhizoctonia solani

Las lesiones producidas en los tallos son cancros de color café a negro con hendiduras que pueden llegar a estrangular los tallos en plantas nuevas. Infecciones más tardías producen cancros en los tallos principales induciendo la formación de tubérculos aéreos, amarilles y enroscamiento de hojas. Estas lesiones se presentan en la parte del tallo que se encuentra a nivel de suelo o debajo de este nivel. En algunos casos se produce una capa de micelio blanco en la base del tallo. En tubérculos se observan corpúsculos negros, que son esclerocios sobre la superficie del tubérculo variando en tamaño, desde muy pequeños, planos, punteado negro, hasta grandes masas irregulares que cubren una gran parte del tubérculo, de color oscuro o negros y de consistencia dura. Los esclerocios pueden ser confundidos con restos de tierra, sin embargo al lavar los tubérculos, los esclerocios no se desprenden. 

También los tubérculos pueden presentar grietas, malformaciones, concavidades y necrosis. El hongo causa lesiones en la punta de los brotes, lo que puede retrasar o impedir la emergencia de estos. Los brotes secundarios que se desarrollan luego, son menos vigorosos, emergiendo tardíamente y produciendo una población de plantas menos homogénea. En estolones se observan lesiones similares a las producidas en tallos. Las lesiones también pueden llegar a estrangular los estolones. Cuando se forman cancros en los órganos subterráneos de plantas adultas, la parte aérea se debilita y la planta se hace más susceptible a otras enfermedades, como el Tizón temprano.